Idiomas:

Izquierda a Debate

1. La corrupción acabará también con la CSS.

2. ¡Que generosos!


Panamá libre y soberana.
Panamá y el poder de las finanzas. 04/12/2014
Comunicado de la SPMG a sus bases.
A 79 años del natalicio de Polidoro Pinzón Castrellón. 01/12/2014
El socialismo es el presente y el futuro. Camarada Ivanor Ruiz ante la Asamblea General del Décimosexto Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros. 01/12/2014
Por la construccion de un estado de democracia nacional.
Reflexiones contra el olvido. 01/12/2014
Todos por Panamá Mensaje del ciudadano Luis Chen González a los panameños. 01/12/2014
Paz para el mundo, No a la guerra.
En recuerdo y homenaje a Cinco rosas blindadas para la paz. 30/11/2014
Detengan la represión contra el pueblo. Sobre La Invasión a Panamá, del 20 de diciembre de 1989. 30/11/2014
Detengan la represión contra el pueblo. Reflexiones en torno a la escogencia del nuevo contralor. 30/11/2014
Detengan la represión contra el pueblo. La independencia del contralor. 30/11/2014
Comunicado de la SPMG a sus bases.
Concentración contra la corrupción. 20/11/2014
Democracia nacional
Declaración sobre la Cacica General Ngäbé-Buglé, Silvia Carrera. 20/11/2014
Panamá libre y soberana.
Hierba buena y novelas malas. 11/11/2014
Detengan la represión contra el pueblo. Comunicado de COMENENAL. 11/11/2014
Constituyente originaria, ¡Ya!. Ambiente, agricultura y tecnología. 11/11/2014
Tomado de La voz del Sandidismo
MOVIMIENTO DE RESISTENCIA DEL TABASARÁ (MRT). 28/10/2014

Panamá y el poder de las finanzas.

Por: Juan Jované. 4 de diciembre del 2014.

Juan Jované.Para un creciente número de economistas y otros científicos sociales, entre los que se pueden mencionar a John Bellamy Foster en el contexto de la Economía Política y a Thomas I. Palley desde una perspectiva keynesina, el concepto de financiarización ha venido a jugar un papel importante en el análisis de la realidad contemporánea. La idea, más allá de los matices que caracterizan a las diversas escuelas de pensamiento, se refiere a que hoy son las grandes entidades financiares y sus intereses quienes dominan la economía y la política global. Leonardo Boff, desde su visión de la teología de la liberación, hace una excelente descripción de la situación señalando que: “hay un pequeño grupo financiero central… este pequeño núcleo (core) constituye una súper entidad (…). De él emanan los controles en red… que facilita… lo que es fundamental, la definición de las líneas de la economía global que deben ser fortalecidas y donde”. Panamá no escapa a esta tendencia.

La vinculación subordinada del país a las finanzas globales puede evidenciarse utilizando unos cuantos indicadores. El primero de estos se refiere al hecho de que la economía panameña para lograr funcionar ha precisado captar ahorro externo, es decir financiamiento global, por cifras que superan en los últimos años al 10.0% del producto interno bruto (PIB). Así mismo, el funcionamiento del gobierno depende de una abultada deuda externa que alcanza a más del 38.0% del PIB, lo cual le da a las instituciones financiaras internacionales (IFIs) que representan los intereses del capital financiero global, al “mercado financiero” y a las llamadas empresas calificadoras de riesgos, un enorme poder de imposición.

En el plano interno el poder de las finanzas se refleja, en primer lugar, en el hecho de que en el llamado sector de la intermediación financiera generó directamente en el 2012 cerca del 8.1% del valor agregado del país. Esta cifra, sin embargo, no da plena cuenta de su poder sobre la economía, la cual se refleja con más claridad en el papel que tiene el crédito en la misma.

Si tomamos el caso del crédito bancario, se puede partir señalando que a diciembre del 2012 el llamado Sistema Bancario Nacional manejaba un total de activos equivalentes a B/. 72,937.0 millones, lo que lo constituye en un enorme poder económico, habida cuenta que esta cifra representa el 192.2% del PIB anual. Ese mismo año, además, las ganancias de esos bancos se elevaron a B/. 1,481.8 millones, es decir al 9.7% del excedente neto de explotación realizado en el país.

En términos del crédito bancario interno propiamente dicho este alcanzó en diciembre del 2012 a B/. 33,093.0 millones a lo que se debe sumar una inversión en valores financieros locales de B/. 5,887.8 millones. La suma de estos dos montos se compara con el 102.7% del PIB. El significado del crédito, así como el poder que el mismo le otorga a los bancos, es especialmente importante en algunos sectores claves. Es así que en los créditos hipotecarios y para la construcción sumaban al final del 2012 un monto equivalente al 266.8% del PIB del sector de la construcción. En el caso del comercio este tipo de relación llegó al 126.5%, mientras que para la industria manufacturera se colocó en 91.5%. A esto se suma el hecho de que el saldo de los créditos al consumo privado representó en diciembre de 2012 un monto equivalente al 29.9% del total anual de este tipo de gasto.

Resulta, entonces, claro que quienes controlan y representan al capital financiero constituyen un elemento privilegiado del bloque económico dominante del país. Se trata, además, de un poder que no se queda en el ámbito de la economía, si no que se expresa claramente en el plano de la política. Es así que en el actual gobierno toda la cúpula del ministerio de economía y finanzas está constituida por un personal fuertemente vinculado profesional e ideológicamente con las altas finanzas, mientras que la elección del nuevo contralor recayó en un personaje altamente relacionado con este sector.

Estas vinculaciones se explica por un sistema electoral en el que las donaciones a las campañas políticas se pueden realizar sin límite ni condición ninguna, así como por la capacidad de imposición que pueden ejercer las altas finanzas vía las finanzas públicas y las condiciones de crédito y al dominio que las mismas ejercen sobre los medios de comunicación. Frente a esto solo queda recordar las palabras del Papa Francisco: “¡El dinero debe servir no gobernar¡”.


Mesa de Redacción de Orientación y Lucha Digital o Web Master